Rappel

17 de Enero 2023

Aunque se apaguen todas las luces, él brilla.

Es modisto, vidente, empresario, actor y Leo… Su abuelo era amigo de Balenciaga, le vendía sombreros que realizaba en su taller. La guerra, la maldita guerra, se lo llevó todo, el taller y los ahorros; acudieron al modisto por si podían volver a empezar en Paris. Pero él, en un acto de amistad extraordinario, les dio el dinero para que volviesen a montar el negocio en Madrid y les envió las mejores telas.

 

Su padre constituyó la empresa “RAfael Payá PELetería” y de ahí surgió el seudónimo que se haría famoso: RAPPEL.

Siendo niño, y casi por casualidad, una gitana que vendía chuches en la puerta de su colegio, le enseñó como leer las cartas.

Aprendió con Balenciaga en Paris el mundo de la moda. Y montó su propio taller en Madrid. A sus clientas, en los descansos, les echaba las cartas y acertaba en el atrevido arte de las Ciencias Ocultas. 

Comenzó a vestir blusones, creando su propia estética, que nunca pasaba desapercibida. Estudió, aprendió más sobre las cartas, leer manos, adivinación y astrología. Lo que han escuchado sus oídos son historias para esconder, no para publicar. 

Confeccionaba modelos que lucieron Soraya, esposa del Sha de Persia, Lola Flores, Concha Velasco, Rocío Jurado, esposas de ministros o Dª. María de las Mercedes, madre del Rey Juan Carlos, que utilizó uno de sus modelos el día que D. Juan abdicó.

Amigo íntimo de la baronesa Thyssen desde cuando sólo era Tita Cervera.

Le echo las cartas a todo el mundo, por poner dos ejemplos, incluso a Franco y a la Pasionaria, que se lo solicitaron. 

Le vino la fama con sus apariciones en televisión, 1,2,3…, después Tómbola, y se convirtió en uno de los alicientes de las Fiestas Marbellíes. Alejó la videncia del lado oscuro y lo convirtió en una explosión de colores, dando generalmente noticias buenas y positivas. Tuvo habilidad para romper sin romper del todo, que es la clave del innovador.

Su ilusión es ayudar al que acude a él, porque no sólo atiende, entiende a quién tiene delante. Guarda a buen recaudo la llave del último cajón de ese bargueño de madera de olivo y ciprés donde quedan ocultos todos los secretos.

Un invitado para repetir. Un lujo.

 

Fernando Corella

© Derechos de autor: Peña Periodística Primera Plana

  • Hotel NH Collection Eurobulding
  • C/ del  Padre Damián 23
  • 28036 Madrid

Necesitamos su consentimiento para cargar las traducciones

Utilizamos un servicio de terceros para traducir el contenido del sitio web que puede recopilar datos sobre su actividad. Por favor, revise los detalles y acepte el servicio para ver las traducciones.